viernes, 18 de marzo de 2011

Japón en mi Corazón

A finales de Marzo se celebra cada año una de las fiestas más importantes en Japón, el "Sakura" o floración del cerezo, una de las flores más apreciadas por los japoneses. Disfrutan de este efímero espectáculo conocido como "hanami", donde se reunen en familia para compartir el nacimiento de las nuevas flores.
No se me ocurre un espectáculo más apetecible.
Hanami significa literalmente “ver las flores”. Es una tradición japonesa que data del periodo Heian (794-1185), se reunen para disfrutar la floración de los árboles de sakura (cerezos) que únicamente florecen durante 2 o 3. En Japón existen más de 200 especies de sakura y se pueden encontrar Sakura de diferentes tonalidades. Los sakura comienzan a florecer de sur a norte, comenzando por Okinawa y terminando en Hokkaido.

El viernes pasado mientras yo me preparo para ir a Barcelona y ver a la niña Kylie en concierto en Japón ocurre la peor de las catástrofes, la tierra tiembla y el mar lo devora todo como un monstruo insaciable. Más de 6.000 muertos y 10.000 desaparecidos.
Este año el Sakura se me antoja teriblemente triste.

No sabria explicar el por qué de mi adoración hacia todo lo que viene de Japón ni cuando comenzó, pero me apasiona su manera extraordinaria de mezclar las tradiciones milenarias con lo más moderno y nuevo, el pasado y el futuro conviviendo en el presente, desde su escritura, siempre presente en mis obras, a su arquitectura, literatura, comida o moda.

La señorita Okumura y Gato,Ponyo y la Princesa Mononoke, el gran Totoro y Heidi están de luto y su llanto es el mio. Desde aquí todo mi apoyo hacia ese pueblo extraordinario. Que Buda ilumine a todos los japoneses, las almas de los que se fueron, las personas que perdieron personas queridas y que se quedaron sin nada, a todas las personas sensibles del mundo que atienden con devoción el nacimiento de un nuevo brote en un árbol, a las flores,las bestias y los pájaros.
Besazos y Abrazazos para todos

2 comentarios:

Squirrel dijo...

Me encantan las fotos, y me uno en el homenaje a Japón. Y que vivan los G-Men!! ;-)

Poliphonia Cassel dijo...

Es tan cierto, algo tiene Japôn que encanta, que fascina. Algo duele dentro, con la pérdida de tantas almitas niponas (serà que algûn dîa nos veàmos por ahî??). En fin, uno tiene que seguir, supongo, seguir 'cantando la hermosa vida'como dice Sabines, de la lejor manera...
Saludos (como digo los lunes por la tarde) saludos estratosféricos!! jaja
atte
pc