martes, 1 de marzo de 2011

I Believe (II)

Hace un año por estas mismas fechas, hablaba en mi post sobre como de la noche a la mañana las cosas pueden cambiar, en mi visión optimista de la Vida quiero creer que para bien, porque a mí lo de que cualquier tiempo pasado fue mejor no me sirve para nada aunque a veces lo crea firmemente, desde aquí os lo digo:
Las Cosas no pueden sino Mejorar
.

Yo tenia una media entrada preparada hablando de los Goya, de los Oscar y de la caida del señor Galliano del universo Dior que ha sido sorprendentemente rápida y toda la rumorología que se ha extendido en internet sobre el tema (claro que viendo los desafortunados comentarios que hizo me da por pensar si este hombre no habrá perdido el Norte o simplemente dijo lo que pensaba,claro que yo con 2 vinos encima he llegado a decir que a los gayses del mundo nos tenian que gasear o al menos meternos en la cárcel,eso sí con geranios en las ventanas,es decir he puesto en mi boca los pensamientos reales de Doña Cospedal y Doña Botella). A mí en el fondo (o en la superficie) me da bastante pena (Galliano digo y las 2 mozas de antes también), porque creo en su talento y como dijo Truman una vez, el látigo con el que Galliano se fustiga quizás es demasiado heavy, estar en la cumbre no es fácil amigos y vecinos, desde aquí confio en su pronta recuperación,amén.
Si el año pasado la actriz mejor vestida en la gala de los Oscar fue Zoe Saldaña con su Givenchy,este año vuelvo a coincidir en el diseñador que ha vestido a una de las mejores actrices del mundo mundial, la australiana Cate Blanchet, que simplemente estaba radiante con su modelo de alta costura,uno de los 10 que el diseñador presentó en Paris,una colección sencillamente impecable, la mejor con diferencia dentro de la Alta Costura. Claro que viendo las faldas que el mismo diseñador ha perpetrado para su colección de invierno 2011/12 me da por pensar que es muy complicado acertar siempre.

Como ya sabéis estoy trabajando en mi nueva exposición, mi amiga Reme y yo estamos realizando una serie de cuadros en común que estoy seguro van a encantar, al menos a nosotros nos encantan y lo que es más importante estamos disfrutando mucho en el proceso, comemos galletas y fresas, escuchamos música brasileña y a Jorge Drexler, hacemos terapia de grupo (entre los 2) y lanzamos al aire nuestras pocas miserias artísticas (y personales) y nos reimos mucho y ya nos imaginamos en el MOMA cualquier dia, lo que tenga que ser será a mayor gloria de Buda amén.
Todo va tan deprisa que si no haces entradas habituales todo lo que escribes queda obsoleto y lo que cuentas puede que ya no le interese a nadie porque ha perdido el olor a novedad que tanto gusta en nuestros dias blogueros. A mi pequeña legión de fans les dedico esta entrada,en especial al maestro Zen, al señor Quinqui, a mi Ardilla favorita y a los chicos de Revisión por tenerme en sus oraciones.
Que Buda bendiga a todas las mujeres del mundo mundial,en especial a todas las mujeres árabes y africanas, a las del PP, a las señoras de la limpieza, a las madres, a las amigas, a las bestias y a los pájaros.
Besos y abrazos per tutti.

4 comentarios:

letiti dijo...

si nos grabasen en nuestros momentos ebrios..lo politicamente correcto para la empresa era tirar al loco a la calle,una cosa es que el loco haga desfiles artisticos y otra que nos meta en un marrón con la comunidad judia de hollywood,no?bueno,después del rollo,te digo que jamás te quedarás obsoleta,siempre es un gustazo leerte!mua

Poliphonia Cassel dijo...

Eres pura luz. Me gusta tanto visitar tu cyber-mundo... que sôlo me queda mandarte muchos saludos con sabor a mar, y desearte un lindo fin de semana. atte: Poli, una ferviente admiradora!!

Andres dijo...

Espero que publiques alguna entrada con todo eso que implica el crear una exposicion.
Explicado por ti puede ser toda una aventura!!!

Revision Interior dijo...

Gracias por la dedicatoria y mucha suerte con tu exposición. Ojala pronto estes en el MOMA, pero antes haz algo, aunque sea pequeñito, en el Reina Sofia, que nos queda mas cerca.

Un abrazo desde la meseta.