lunes, 4 de febrero de 2008

El Dulce porvenir


Es el título de una de mis películas preferidas,dirigida en 1997 por el director canadiense(de origen egipcio)Atom Egoyam,basada en la novela de Russell Banks y que juega como linea argumental con el poema El flautista de Hamelin de Robert Browning.Cuenta la tragedia que llega a un pueblo cuando el autobús escolar tiene un accidente de carretera.No es una película fácil, tiene constantes giros temporales y muchas tramas paralelas que te hacen pensar en la relación padre-hijo,en la pérdida de la inocencia,en las apariencias que a veces están muy alejadas de la realidad y de los accidentes que pueden cambiarte la vida. Es una película pequeña pero muy recomendable.
Esto viene a cuento por la película "La Soledad" de Jaime Rosales,una película modesta que contra todos pronóstico se llevó el Goya a la mejor película del 2007,por encima de las grandes favoritas.Esta película con sólo 40.000 espectadores y que ya no se encuentra en la cartelera(pero si en dvd) luchaba con
"el Horfanato" con 4 millones de espectadores.
Es una alegría que a veces las cosas cambien,que lo que está arriba baje y viceversa,que ganen los modestos a los fuertes,que se impongan esas pequeñas cosas (que diria Serrat)que se derrumben barreras,que se abran las ventanas del cerebro y entren ráfagas de aire fresco(a poder ser con nieve) y limpien todo lo oscuro,lo viciado,lo podrido.(conferencia episcopal incluida)
Que nos aferremos a seguir nadando(suspirando a veces) a vencer a los malos, mirando al futuro y diciendo que todo es posible,reir,llorar... en definitiva sentirnos Completamente VIVOS.

5 comentarios:

alterego dijo...

Tengo muchas ganas de ver La Soledad. A ver si la pillo en dvd. Por cierto, cuando quieras quedamos en casa de los McDougal a la hora del cocktail y planeamos cómo acabar con ese grupo terrorista fundamentalista conocido como Conferencia Episcopal. Qué ganas... Bss.

Di dijo...

¿Puedo unirme a la reunión? Prometo llevar unas pastas riquísimas.

Y Atom Egoyam es un director genial: Ararat, El viaje de Felicia, o Where The Truth Lies (en esta sale Colin Firth, aunque no muy favorecido).

Tengo que reconocer que no he visto la soledad pero eso está solucionado en un par de días.

Besos

Lucio dijo...

Una pregunta incómoda qué es la conferencia episcopal?

Lucio dijo...

Ah! se me olvidaba si a La Soledad le hubieran dado la promo que tuvo el Orfanato te aseguro que la habría visto mas gente,MUCHA MAS GENTE.Una pelicula promocionada seis meses antes de su estreno es un éxito siempre!
A mi Rouco me enternece porque es un outsider,y a mi estos que van contracorriente me encantan.

aka scrunchie girl dijo...

El Viaje de Felicia fué la primera que ví y me encantó (grande Bob Hoskins)aunque después entendí que era su película menos arriesgada (muy thriller digo yo), Ararat fué la segunda y mucho más compleja, pero se agradece su recuperación de una memoria histórica enterrada. El dulce porvenir no la he visto pero si tiene a Sarah Polley hay que verla. Ah, y La Soledad la reestrenan el viernes. beso!