jueves, 6 de enero de 2011

Una Historia Verdadera

Esta lluviosa tarde de Reyes han puesto en la televisión de Castilla y Japón, una película que me encanta, se titula "Una Historia Verdadera" y aunque no lo parezca está dirigida por David Lynch. Digo que no parece de David Lynch porque la historia es sencilla, no aparecen personajes raros (aunque si atormentados por fantasmas pasados) no aparecen enanos que bailan hacia atrás, ni naves espaciales, ni hadas metidas en burbujas, ni delincuentes peligrosos ni esas cosas extrañas que les ocurren a estos personajes.
"Alvin Straight (Richard Farnsworth) tiene 73 años, es viudo, vive en Iowa con su hija discapacitada Rose (Sissy Spacek), padece un enfisema, tiene problemas de visión y de cadera y acaba de sufrir un brusco desfallecimiento. Cuando aún está convaleciente, recibe una llamada que alerta del grave estado de salud de Lyle (Harry Dean Stanton), su hermano mayor, con quien no se habla desde hace diez años. Al conocer la noticia, Alvin decide emprender un viaje en solitario hasta Wisconsin, donde vive Lyle, con el único medio de transporte que tiene a su alcance: una segadora".


Una película diferente para ver una tarde lluviosa,tapado con una manta y comiendo roscón de Reyes. El personaje principal (que si hubiera justicia se habria llevado el Oscar) me produce una tremenda ternura y me recuerda a mi abuelo Emiliano, que aunque no tenia barba, también fumaba y quizás era cabezota y bueno como el personaje de Alvin. Es en definitiva una pelicula muy recomendable, basada en un hecho real, con unas excelentes interpretaciones, así como una magnifica fotografia y banda sonora.

La vida/cafeteria está llena de historias verdaderas y muchas de ellas acaban bien, yo prefiero leer las buenas y olvidar las malas, para contar desgracias ya está Iñarritu y su Biutiful, prefiero quedarme con la historia verdadera de Ted Williams, un indigente americano que gracias a su voz, cambia su vida o la de la cantante Shania Twain que abandonada por su marido que se lia con su mejor amiga, acaba casándose en Puerto Rico con el marido de su amiga, aquí paz y mañana gloria,a esto le llamo yo un final feliz.
Cuando Dios cierra una puerta Buda abre una ventana. Me gustaria creer que el año que acabamos de estrenar va a estar lleno de buenas noticias, sólo es cuestión de actitud, de tener los ojos y el corazón bien abiertos,atentos...
Que Buda ilumine a todas las personas que han dejado de fumar (en especial a mi Loli y a mi Rosi), a los que lo van a hacer, a los dueños de los bares y a los camareros, fumadores pasivos tanto tiempo, a los niños consentidos y caprichosos y a los padres pasotas/consentidores, a los niños que no han recibido muchos regalos y a los padres que no han podido darlos, a las madres, a las madrinas y a las abuelas (y a las tias)
Besazos y Abrazazos extra Iluminados per tutti.

3 comentarios:

Lullu dijo...

Es una película preciosa, la he visto varias veces, de hecho la tengo, la regalaron hace varios años con El público.

Un beso muy fuerte, Bruno,( esta vez desde la costa de Almería. La verdad que últimamente si que me parezco un poco a Willy Fogg)

Poliphonia Cassel dijo...

Estimado, Brunito. Muy lindo post, como siempre!!Feliz 2011! Saludos.

Anónimo dijo...

Recuerdo esta película como un ejemplo de tesón. me vino a demostrar que cuando te propones algo, lo consigues. No es tan importante los medios con los que cuentes como las ganas e ilusión que pongas en ello. En un post anterior nos contabas que has sido finalista en un importante premio de nuestra capital. Estoy segura que lo conseguirás porque te sobra talento, energía y entusiasmo. Besazos, Tío Bru. Anakari